El Último Camino Que Recorrió El General Martín Miguel de Güemes

 

Dedicado al Sr. Sergio Eduardo Govetto y a su primogénito hijo, Mateo, y por ser mi amigo de la vieja infancia y además por ser mi par fundador de La Senda Gloriosa de la Patria.

Por Marcelo José Farfán

Cuando hablamos de la Gesta Güemesiana con referencia a un punto en particular como en este caso, damos por sentado el convencimiento de que: “Güemes fue el supremo defensor de la LIBERTAD Y LA INDEPENDENCIA DE LAS PROVINCIAS que hoy forman la REPÚBLICA ARGENTINA”. Tal enseñanza la viene difundiendo el Instituto Güemesiano de Salta desde 1972, pero no está demás volverla a reiterar, aún cuando para el presente trabajo nos sirva de marco teórico general, porque cuando, los lectores de la Gesta Güemesiana se preguntan por el último camino que realizó el Gral. Martín Miguel de Güemes, no pueden dejar de consultar a las fuentes documentales de las voces más autorizadas de los Historiadores: Dr. Bernardo Frías, Dr. Atilio Cornejo, Dr. Luis Güemes y Dr. Luis Oscar Colmenares. Cada uno con sus libros da motivo a una interesante pregunta, ¿ cuál fue el camino tomado por el prócer?, desde que es herido de muerte, en las actuales calles Balcarce y Belgrano –antes de la Amargura y Tagarete de Tineo- hasta la Cañada de la Orqueta u Horqueta.

El Güemes Documentado aclara la toponimia en la pág. 204 del tomo XI y, el Boletín Nº 25 del Inst. Güemesiano de Salta en el Art. de la Prof. Ercilia Navamuel, lo amplía. También es de importancia consultar los textos de Juana Manuela Gorriti, sobre lo que dice al respecto de la toponimia en cuestión, sin dejar pasar la destacada etimología del término que realiza y aclara Fernando Rufino Figueroa en su libro Aporte a la Toponimia de Salta. Hago esta salvedad al sólo efecto de reafirmar el acuerdo que hay, no sólo en las connotaciones toponímicas de la palabra, sino también, en lo que respecta a la Quebrada de la Orqueta, lugar donde murió el Gral. Güemes, cobijado por Dios, la naturaleza, su Capellán y sus más fieles gauchos.

Hoy en día pienso que nadie podría aceptar algún cuestionamiento al contenido del documento que se encuentra en el Archivo Histórico de Salta, en la Caja Güemes Nº 1, doc. Nº 8, por el cual se pagó a Sebastián Silbera un importe por una res gorda, con la que fue auxiliado el Gral. Martín Miguel de Güemes en la ORQUETA, donde yacía herido y donde murió. A éste escrito al que llamamos documento, lo encontró el Prof. Miguel Ángel Salom.

Es difícil para este acápite o problemática de estudio, ignorar o soslayar los aportes de los lingüistas, las investigaciones e interpretaciones de los historiadores más sobresalientes, descartar los trabajos de cartografía, cuestionar de punta a punta, la nómina de los testigos presenciales y a sus declaraciones, que les viene de una larga tradición oral. Desconocer ello sería entorpecer por entorpecer o una simple vulnerabilidad de poca valía o simplemente insostenible en el tiempo y en los verdaderos lectores.

Es todavía más inoportuno poner bajo el manto de sospecha y duda la voz de la tradición oral y escrita, que concurría al lugar sagrado con sus velas para el Alma Santa, porque eso fue Güemes, en el recuerdo, la memoria y la historia.

Para el pueblo que a su prócer legitimó, en ese relevante pedestal, como bien lo expresa Colmenares, fue el Máximo “Héroe Mártir” y, para Salta, adquirió una meta categoría de trascendencia, por lo cual de pleitesía, bien merecida, de la cual hay testimonios como los que menta el Prof. Salom, y que es el caso de los Nina, para quienes Güemes era un Dios.

En el centro Lic. Luis Oscar Antonio Colmenares

Para aclarar términos sobre La memoria y la historia, nos valdremos de un párrafo que la Prof. Elena Altuna, en el prólogo del libro “Las Lajitas: el río y sus memorias”de Sonia María Diez Gómez, extrae a su vez de Joél Candau y dice: “la memoria no es la historia. Ambas son representaciones del pasado, pero la segunda tiene como objetivo la exactitud de la representación, en tanto que lo único que pretende la primera es ser verosímil. Si la historia apunta a aclarar lo mejor posible el pasado, la memoria busca, más bien, instaurarlo, instauración inmanente al acto de memorización. La historia busca revelar las formas del pasado, la memoria las moldea, un poco como lo hace la tradición. La preocupación de la primera es poner orden, la segunda está atravesada por el desorden de la pasión, de las emociones y de los afectos. La historia puede legitimar, pero la memoria es fundacional.”

En el Güemes Documentado t. 11 pág. 203 (GD) se puede aprender, entender y comprender el por qué de esa admiración de los Gauchos hasta hoy. La personalidad correcta y heroica del prócer, encontró la reciprocidad sabia, de altos valores propio de los Arquetipos Patrios y del Líder, que hasta hoy su recuerdo heroico y evocación, convoca multitudes y emociona sinceramente.

Desde aquel entonces y hasta en la actualidad todo el Pueblo y la Región, le rinde homenaje sincero, espontáneo, transparente a pesar del frío y las inclemencias de las circunstancias del contexto de producción. El Pueblo Leal de siempre, como comunidad fraternal y de madura concordia, sabe decirle... Presente!! ... Güemes podría haber salvado su vida, si por la puerta “falsa”, la que da al campo, y sale por el Tagarete de Tineo, hubiese optado para salvar su humanidad, como lo hizo por azar Don Zacarías Antonio Yanzi, que cayó del caballo y tuvo que seguir ese rumbo que le salvó la existencia “según su propia confesión en Apuntes históricos acerca de la vida militar del general Güemes, Bs. As. 1883. Pero Güemes se negó a salir por esa puerta falsa... Optó por su gente... B. Frías T. V. pág. 99 “- No puedo yo huir abandonando la escolta; sería una cobardía! ... la escolta lo siguió” como hasta hoy.

Y sin números de episodios cargados de ejemplos se seguirán recordando desde la historia y la leyenda, eso ha fundado un respeto y afecto indisoluble, en aquellos gauchos como Los Nina. El otro testimonio actual, que pervive, valga mencionar a los hombres y mujeres que se dan cita la noche del 16 de junio y la madrugada del 17 del mismo mes, en la tan mentada Guardia Bajo las Estrellas, fundada por fervientes güemesianos, a los cuales nombro con respeto y unción, porque nos enseñaron del alto valor de la historia del Gral. Güemes. Vuele en la imaginación del lector y desde el pecho cargado de emoción, el fuerte aplauso para José Fadel, Ramón Horacio Cortez, Miguel Ángel Salom, Farat Siret Salim, Pablo García, Luis Madeo, Mateo Manuguerra y Rubén Fortuny. Que en este año 2007 cumplieron sus 51 aniversario y la quincuagésima segunda Guardia Bajo Las Estrellas, aún cuando al presente hayan fallecido seis de sus integrantes fundadores.

También es curioso, para el lector, saber que fue el Prof. Miguel Ángel Salom el estudioso que encontró el documento que atestigua el lugar de la muerte de Martín Miguel de Güemes. Esto lo sé por los aportes y comentarios de personas y profesionales que generosamente saben reconocer los méritos de los otros. A ellos que no omiten reconocimientos, vaya mi gratitud por su ejemplo, que hoy muchas veces nos falta, me refiero para este caso específico al profesor José Fadel y al Lic. Luis Oscar Colmenares. Este último pudo hacerlo también al igual que otros, un reconocimiento a Salom, por escrito en el libro, “Martín Güemes el Héroe Mártir” 1997 y, al igual que otrora lo hiciera el ilustre maestro de historiadores el Dr. Atilio Cornejo con la misma persona de Miguel Ángel Salom, pero en aquel entonces 29 de diciembre de 1944 por haber descubierto el documento de la casa natal; vale decir entonces que Don Miguel Ángel Salom, primero como empleado y luego como profesional relevante del Archivo Histórico de Salta, es quien descubre el lugar de nacimiento y el lugar de la muerte de Martín Miguel de Güemes. Esto es importante porque resalta en nosotros los jóvenes lectores ejemplos de investigación y notables valores... como aquel simple hecho que hace al reconocimiento y al mérito de cada cuál.

¿Cuántos de los eficaces, eficientes y efectivos trabajadores son reconocidos en su tarea por sus pares o por sus superiores? ¿Hoy da lo mismo un burro que un gran profesor? En este momento resuenan las voces de un tema musical. En vida hermano, en vida... esto lo comento de paso, sólo para la reflexión.

Responder cuál fue el último derrotero que realizó el prócer; es sumamente importante para los lectores de la gesta Güemesiana; y encontrar una respuesta definitiva o por lo menos acordar una, es de vital seriedad para las instituciones Güemesianas.

Aún cuando en lo particular y, luego de ocho años de investigar, piense, en la actualidad con Pedro Miguel del Río, que el Dr. Atilio Cornejo es quien nos acerca más a la reconstrucción de aquel derrotero entre la noche y el monte, la voz de Atilio Cornejo es la hipótesis más cercana al recorrido verdadero... pág 341 – 343.-

Si tuviésemos que decidirnos por un camino, estaríamos ante un caso parecido al de 1965 cuando el Poder Ejecutivo de Salta reconoce como fidedigno el retrato del Gral. Güemes realizado por el artista Eduardo Schiaffino en 1902, pero tal decisión no fue al azar o a ciegas, si no por el contrario, seriamente fundamentada, para ello estuvo la voz de eminentes autoridades como la de los doctores: Luis Güemes, quien era bisnieto del Prócer e investigador que nos legara a todos, doce tomos de documentos de la Gesta Güemesiana... y el Dr. Atilio Cornejo un sabio de nuestra Historia Argentina.

Otro caso parecido ocurrió con la fecha de nacimiento del Héroe hasta que se acordó no por el día 7 sino por el día 8 de febrero de 1785, esto lo podemos estudiar del tomo 9 del Boletín del Instituto Güemesiano pág. 323 y siguientes, en esas páginas se podrá apreciar cómo concertaron tal efeméride que vale la pena recordar en forma masiva. Valga decir para este otro punto de: ¿cuál fue el camino? Esto no debería ser una materia pendiente, pero ésta lleva muchos años desde 1956; lamentablemente, viene siendo una constante desde hace 51 años, dado que en estos días, entre la noche del 16 y la madrugada del 17 de junio de 2007, se conmemoró la quincuagésima segunda Guardia Bajo las Estrellas y con ella, 51 años de preguntarse, cuál es el camino de la Retirada Histórica, desde las actuales calles Balcarce y Belgrano hasta la Cañada de la Orqueta u Horqueta.

Hay quienes -como nosotros- se inclinan a pensar en lo referido por el historiador Dr. Atilio Cornejo ( Pág. 341 último párrafo y la página 343 en sus seis primeras líneas). Otros los más numerosos, se inclinan por lo que dice el Dr. Bernardo Frías, en el tomo V, página 101, primer párrafo, Ed.1973.

Los autores citados marcan sin duda dos posiciones o dos rutas diferentes. Cartográficamente podría decirse que existió un mapa difundido por el Prof. José Fadel y realizado o dibujado por uno de sus hermanos; tal mapa, aparentemente a mano alzada, pero tan apreciado y tan valioso hasta el presente, sirvió de base o soporte para el aprendizaje de muchas generaciones y para expresar la opinión de los historiadores. Sin duda destaco los conceptos actuales del Sr. Arturo Torino, académico destacado de Salta. También menciono a la voz autorizada de Colmenares, pero esta especie de indefinición respecto de un sólo camino y la inexistencia de un sólo soporte gráfico, llevó a la aparición de otras hipótesis como la del profesor Miguel Ángel Cáseres, o la opinión del cartógrafo Jorge Carlos Dejean y el Dr. Apolo Premolí. Todas estas hipótesis no apuntan a un derrotero único. Lo grave es que algunas hipótesis (Dejean y Premolí) plantean, en mi concepto erradamente, que el lugar donde está el Monolito, no es el correcto, lo que considero extemporáneo e imposible, que no merece mayor discusión, por falta de pruebas y documentación relevante.

Las curiosidades de las nuevas tecnologías y la tarea técnica de la Cartografía también juega en la presente discrepancia su cuota dilucidadora.

En estos últimos 4 cuatro años el Sr. Pedro Miguel del Río, cartógrafo especializado, realizó un importante trabajo Satelital y computacional que viene sin duda a ampliar el conocimiento del último camino recorrido por la álgida caravana herida de muerte. A partir de este documento e instrumento Satelital, que nos aporta la cartografía, el grado de adhesión a la teoría del Dr. B. Frías, ya no sigue siendo la misma.

Por otra parte la teoría del Dr. Atilio Cornejo, ganó mayor relevancia en su argumento y cercanía a la verdad histórica, dado que según el Dr. Luis Güemes se inclina por La Lagunilla, de acuerdo a la lectura de su obra documental. El aporte de Pedro Miguel del Río nos permite despejar en forma bidimensional el concepto topográfico del escenario donde ocurrieron los hechos. Además la imagen satelital nos brinda cartográficamente amplias garantías de calidad del estudio del terreno en un enfoque específico, situado y no general o aleatorio.

Sinceramente si no hubiese existido hoy, la contribución Güemesiana de Pedro Miguel del Río, nos encontraría seriamente preocupados y envueltos en un manto de dudas con las argumentaciones extemporáneas e irrelevantes que pretenden decirnos a los salteños que el Monumento de Homenaje, no está en el lugar debido o exacto. Pero la suerte quiso que nos preocupáramos oportunamente en consonancia a los avances tecnológicos, computacionales y de lectura del Güemes documentado del Dr. Luis Güemes, un sabio en la materia, y también de los maestros de los Historiadores Bernardo Frías, Atilio Cornejo, Francisco Miguel Güemes, Paulino Arroyo, Miguel Ángel Salom y Luis Oscar Colmenares, quienes tienen nuestro más firme respeto, nuestra más invariable admiración, porque lograron acercarse a la verdad de los hechos magistral y científicamente, como ningún otro lo pudiera hacer mejor.

Fijo mi posición en revalorizar la obra del Dr. Luis Güemes y del Dr. Atilio Cornejo, especialmente para este tópico en particular, en cuanto rescata el relato de los Nina, testimonio necesario, suficiente, secuencial, irreversible, determinista, irrebatible por su contundencia.

Entre otras reflexiones pienso que fue provechoso la aparición de dos hipótesis que afirman que el lugar de la muerte del prócer es otro, lo cual no es posible ni creíble, para un historiador serio y altamente respetado, como tampoco lo será jamás, para los lectores herejes, ni para los buenos lectores de historia, dado que con la batería de pruebas e instrumentos se pondera la hipótesis del Dr. Atilio Cornejo , respecto del itinerario recorrido por el ilustre herido, sin dudas se reafirmarán en la convicción de que el lugar Quebrada de La Horqueta y la documentación que avala que allí murió Güemes, es una certeza histórica.

La Orqueta

El documento que transcribiremos al final, lo encontró el Profesor Miguel Ángel Salom, con él se tiene sustento irrefutable de que el Gral. Güemes murió en la Cañada de la Orqueta, con él la voz de los Nina se legitima mucho más en la cultura letrada, con él los historiadores construyen caminos más cerca de la verdad histórica.

Este documentalista M. A. Salom descubre “... la constancia de un Auxilio prestado a Güemes hallándose éste herido en el lugar llamado LA ORQUETA, donde murió...” toda la historiografía seria y respetable pondera tal hallazgo, valga nombrar a los Drs. Atilio Cornejo, Luis Güemes o Luis Oscar Colmenares entre otros relevantes historiadores, y los nombraremos porque merecen nuestro respeto y reconocimiento como don Luis Arturo Torino y Miguel Ángel Cáseres.

Es de hacer notar que el arquitecto Francisco Miguel Güemes Ayerza en un pie de página de la monumental obra de su padre el Dr. Luis Güemes titulada “GÜEMES DOCUMENTADO” TOMO 11, pág. 204 (de los 12 tomos que constituye dicho archivo) escribe: “... al parecer la palabra Orqueta proviene del quichua orqu, voz ésta que, según Manuel Lizondo Borda, significa cerro -Voces tucumanas derivadas del quichua, Tuc., 1927- A sí mismo José Vicente Solá, en Diccionario de Regionalismos de Salta, tercera edición, Bs. As. , 1956, pág 237, dice: orco u orcu, cerro ... es voz quichua: orqu = cerro. ...” luego el Arquitecto FMG. Continúa aclarándonos el panorama “... la Quebrada de la Orqueta esta situada en la finca Los Noques, entre las de Las Higuerillas y de la Cruz. El documento que transcribimos, disipa toda clase de dudas sobre el lugar donde murió Güemes.

En este sitio hoy se levanta un monolito recordatorio, el que se encuentra a pocos Km. de la casa-sala de La Cruz y, un poco más lejos, de la Capilla de El Chamical, donde fueron enterrados por primera vez los restos del prócer...” Recuérdese que la inhumación y exhumación en y de dicha Capilla del Chamical, la realizó el Padre Francisco de Paula Fernández. (GD T. VII, pág.400)

Es importante en mi concepto, lo que dice también el Dr. José Vicente Solá, el cual expresa en su diccionario de regionalismos... y a cerca de las palabras: “... Orco u orcu. S. m. Cerro,

// adj. Macho, fuerte. Este vocablo entra en la composición de muchas palabras regionales q.: orqu = cerro; orqo = macho, fuerte. v. c. e. n.

// Orco cebil. Bot. Piptadenia communis. Árbol conocido también con el nombre de sacha cebil. v. c. e. n.

// Orco molle. Bot. Maytcnus Boaria, Bumelia obtusifolia, según Storni. Blepharocalyx gigantea, según Lillo. Árbol alto, de hermoso aspecto; pertenece a la familia de las celastráceas. En otras partes llámanlo maytén. Orqu significa cerro en q. Es v. c. e. n.

// Orcones. Top. Nombre de una localidad del dep. de Rosario de la Frontera. Erróneamente, creo, los FF. CC. del Estado han preferido la grafía Horcones para designar la estación situada entre las de Yatasto y Rosario de la Frontera. En cuanto al origen de la palabra, Juana Manuela Gorriti, oriunda de esta localidad, dijo significar “tierra de varones”, del q.: orqo = macho, fuerte. Pero podría venir de orqu = montaña, cerro, monte; o de orco, del latín orcus = infierno, por alusión al calor sofocante de esa región.

// Orco quebracho. Bot. Aspidosperma orco-quebracho. Hermoso árbol de la región. Voz formada de orqu cerro, y la palabra quebracho....”

Pero siguiendo con lo nuestro diremos que hoy 2007, existe tal documento en poder del Archivo Histórico de Salta, y cabe destacar que Salom y los miembros de la Guardia Bajo las Estrellas generosamente compartieron una foto con los lectores del matutino local, o sea fue publicada en el Diario El Tribuno del 22 de marzo de 1981.

Allí en tal documento, se puede apreciar que: Orqueta se escribió sin “H” respetando seguramente su raíz quechua.

¿ Qué dice el documento?: “ Conste por ser verdad, que Sebastián Silbera auxilió con una res gorda al señor general don Martín Güemes hallándose herido en el lugar de la Orqueta donde murió, y para que el interesado pueda cobrar su importe, le doy el presente en Salta, y mayo 29 de 1822. Por el Capitán don Juan Hipólito Ribadaneira por no saber firmar. Juan Manuel Quiroz .”

Si uno se fija en el documento, ve la rúbrica y la palabra “Paguese” y dando vuelta el mismo en el reverso se puede ver...

“ Por el Ministro Principal de Hacienda cinco pesos por el cargo de la venta dandosele por haora (así escrito) dos pesos de contado por la falta de fondos en Tesorería. Salta 5 de septiembre de 1822. Gorriti (rubricado) - más abajo- Recibí del Señor Ministro Principal de Hazienda lo cinco pesos que expresa la Orden que antecede. Salta fecha ut supra.- seguidamente y más abajo - A ruego de Sebastián Silbera. José Antonio Cesar (rubricado)

El Estado a través de sus funcionarios pagó tal documento, pero los funcionarios eran los protagonistas de la Gesta de la Independencia, si bien Gorriti no fue testigo presencial, entre los salteños como él, sabían bien quien era cada cual, se conocían todos desde el mando a la obediencia... recíprocamente . Gorriti pagó la suma, porque el documento era y es legítimo . No hay hasta el momento, otro documento que nos lleve a otro lugar, que no sea la Orqueta, por otra, el testimonio del Padre Francisco de Paula Fernández nos orienta en el derrotero que realizó Güemes herido que refuerza lo que afirma Atilio Cornejo y además fortalece el testimonio de los Nina. Cuando a éstos se les preguntó sobre el tema, cada cual en su momento respondió señalando el lugar sin dudar, como fiel testigo y protagonista, José Nina y, por tradición oral, Rubén Nina, hijo de aquél, y José Nina, nieto del testigo ocular todos siempre señalaron el lugar donde actualmente está el MONOLITO.

Cerrando el razonamiento de lo que estamos tratando, en el presente estudio; itinerario y lugar de la Muerte del Prócer.

En nuestros días, la Imagen Satelital demuestra que el camino indicado por el Dr. Atilio Cornejo Cartográficamente es el más exacto y posible.

La Senda Gloriosa de la Patria en la imagen satelital, significa una precisión en la historia de la Gesta Güemesiana, por que, personal calificado del IGM ha intervenido en tal estudio, respecto del Ultimo Galope, realizado por el Prócer de la Independencia Nacional.

Debe estudiarse para demarcar el itinerario, primero el GD pág. 218 t.11 donde dice que fue herido entre la noche del 6 de junio y la madrugada del 7 del mismo mes, esto lo sabemos gracias al Sr. Historiador, Don Luis Arturo Torino, que se percató muy atte., de leer el GD.

Respecto de la Cartografía se recomienda :

•  “La ciudad de Salta a fines del Siglo XVIII”. Aparecen las casas y solares. Original en A. Histórico de la Provincia de Salta. De él puede extraerse itinerario dentro de la ciudad y ubicarnos en la actualidad de hoy, pero solamente hasta lo que implica desde el Tagarete a la calle del Comercio, porque cuando cruza el puente, entra en el campo de la Cruz, que no estaba edificado como hoy 2007, y sigue dirección Cerro San Bernardo..., vale decir que este tramito, del puente al cerro S. Bernardo y la actualidad, puede ser motivo de estudio futuro.

 

•  Dirección Gral. de Inmueble 1980. Croquis Quebrada de la Horqueta Propiedad del Monolito. Donde se dá por sentado donde se ubica el monolito, la donación a la Provincia, del predio y sus datos mensurados y técnicos de 1 hectárea.

•  Cartografía Güemesiana del Ultimo Galope . carta del IGM..., donde se marca el itinerario de Atilio Cornejo.

Imagen Satelital del camino recorrido

•  Fadel, José. 1966 croquis sobre los posibles caminos hasta la Quebrada de la Horqueta, lugar donde murió el prócer. Mapa que también figura al final del presente estudio donde se marca los itinerarios A.C. B.F. tal cual lo hiciera Don Fadel al difundirle, tal como fue en su origen, y sobre el cual luego marcaron otros estudiosos su propuesta de hipótesis.

•  Del Río, Pedro Miguel. En el año 2000 realizó el estudio, como un buen especialista del Instituto Geográfico Militar, IGM, la denominó La Senda Gloriosa en Imagen Satelital.

•  Dejean, Jorge Carlos. 2001 croquis ilustrado, que da una hipótesis cartográfica, no histórica , ni documental. Deja a los historiadores tal tarea que escapa de su especialidad.

•  Prémoli, Apolo. 2003 croquis, dicho estudioso dio una conferencia y se publicó sus hipótesis, por la misma entidad, que le invitó para tal disertación. El trabajo esta registrado en el boletín Nº 28 año 2005, también se estudió el registro fónico de tal conferencia, para mayor claridad en la interpretación. Los estudios realizados acerca de los posibles caminos que pudo haber recorrido el Gral. M M. de Güemes; desde Belgrano y Balcarce hasta la Quebrada de la Horqueta; son 12 de los cuales 2 de 12 ( Prémoli y Dejean) afirman que el lugar de partida es exacto, no así el lugar de la muerte, afirman que la Orqueta no es el lugar donde murió el Prócer. Prémoli dice en La Higuera y Dejean en La Quesera en el Lugar denominado El Abra de la Horqueta... Los demás afirman que el Monolito en La Cañada de la Orqueta, esta en el Lugar Correcto y aportan pruebas contundentes.

Las variantes del recorrido tienen distingos pero hay mucha compatibilidad, que podríamos decir que se agrupan en dos posiciones madres Bernardo Frías y Atilio Cornejo. También hay una posición ecléctica o mixta y dos hipótesis que creen que el lugar de la muerte del prócer es otro.

•  Grupo “A” Dr. Bernardo Frías

que tienen por base el camino trazado por el Dr. Bernardo Frías 1902. y que menta: Belgrano y Balcarce, antes estas calles se llamaban De La Amargura y Tagarete de Tineo; dirección del Cerro San Bernardo, Quebrada de Burgos, Faldeo posterior del Cerro San Bernardo, Tincunacu, La Pedrera, La Quesera, Finca La Cruz, Cañada de la Horqueta.

•  Fernando Rufino Figueroa, escribió su itinerario en1994.

•  Sr. Luis Arturo Torino, lo escribió en 25/marzo de 1995.

•  Grupo “B” Dr. Atilio Cornejo

que tienen por base el camino trazado por el Dr. Atilio Cornejo en 1944. descripción escrita y de mayor compatibilidad entre la Documentación Histórica escrita y oral con la Cartografía Computacional Satelital. “ téngase presente que en aquellas épocas se usaba indistintamente los términos quebrada o cañada, según resulta del plano del lugar que se incluye en este trabajo; como que quebrada, gramaticalmente, tanto significa abertura angosta y áspera entre montañas, como quiebra o hendidura de la tierra en los montes, o la que causan las lluvias excesivas en los valles; y Cañada se llama al espacio entre dos montañas poco distantes entre sí...” aclaración que realiza el Dr. Atilio Cornejo en el Libro “ Contribución a la Historia de la Propiedad Inmobiliaria de Salta en la Época Virreinal, Bs. As.1945.- la descripción es: Belgrano y Balcarce, Cerro San Bernardo, Quebrada de Burgos, Quebrada de Robledo, La Lagunilla, La Higuerillas, Cañada de la Tala, Cañada de la Orqueta.

•  Prof. José Fadel, mapa 1966.

•  Prof. Miguel Ángel Salom, 1985.

•  Prof. José Fadel y Kelo Alonso; actualización 1996.

•  Marcelo J. Farfán y Cartógrafo del IGM Pedro Miguel del Río 2000 primera imagen satelital.

•  Marcelo José Farfán y otros, audio visual digitalizado, 2006. confirmación y actualización.

•  Posición Mixta o ecléctica... del Prof. Miguel Ángel Cáseres del 16 de abril de 2002 descripción diario en el Tribuno... dice Belgrano y Balcarce, Campo de la Cruz, Quebrada de Robledo, La Lagunilla, Tincunacu, La Pedrera, desanda sus pasos por Quebrada del Indio y vuelve a la Lagunilla, pasa a Las Higuerillas, La Tala, Quebrada de la Horqueta. Los estudiosos y entendidos del tema a los que adhiero, han visto imposible, tanto física como históricamente, que haya podido desandar el prócer sus pasos, estando gravemente herido por la que el Prof. Cáseres llama, “Quebrada del Indio” y a la cual no identifica ni señala en algún soporte material. Por lo cual también no esta convalidado dicho itinerario.

Posiciones que consideran como lugar de la muerte del Gral. Güemes, otros lugares distintos de la Quebrada de la Horqueta. Grupo “C”:

•  Sr. Jorge Carlos Dejean, en el año 2001 realizó un croquis ilustrado, cuya síntesis es Belgrano y Balcarce, por la misma Belgrano o Tagarete de Tineo, hacia el este hasta llegar a Virrey Toledo ( dice antiguo Campo de la Cruz) toma por Yrigoyen ( que eran tagaretes o canales) hasta Av. Independencia y Artigas; sigue por La Pedrera, La Quesera, cambia rumbo por un Zanjon 3Km al sur hasta El Abra de la Horqueta... El Sr. Dejean incurre en varios errores históricos, que no es motivo para este estudio; en su escrito, él mismo, se disculpa y apela sólo a sus conocimientos cartográficos, vale decir que no hay en el Trabajo del Sr. Dejean compatibilidad interdisciplinaria, no hay justificación histórica ni Fundamentación documental... su trabajo se basa en una publicación del Instituto Cultural Andino, al que mal interpreta... dado que el autor de dicho trabajo es quien escribe el presente, por otra, aquella publicación de La Gauchita y el INCA, lleva por base los mapas de Don José Fadel... y la trascripción de la carta que me enviara Don Luis Arturo Torino. Esta precariedad en la argumentación, por sí misma pierde validez para la comunidad científica reconocida y sus lectores.

•  El Dr. Apolo Prémoli el 8 de febrero de 2003 dio una conferencia a la que asistimos y registramos en cinta, y luego su charla fue publicada en el Boletín 28 del Instituto Güemesiano de Salta del año 2005, desde aquel primer momento, el Prof. José Fadel, se dio cuenta y me hizo notar los puntos en los que con Prémoli López no coincide hasta la actualidad. Esencialmente en el presente trabajo se explican los puntos en discrepancia, por ejemplo el mismo confunde Quebrada de Burgos, Quebrada De Robledo; Quebrada de Chachapoyas para él, es una misma cosa... pero lo fundamental o núcleo central, es que nosotros estamos convencidos y persuadidos de que Güemes murió en donde hoy se levanta el Monolito, en la Cañada de la Horqueta. La descripción del Dr. Prémoli López, es la siguiente – Belgrano y Balcarce; Quebrada de “Chachapollas”, Cañada del Brete, La Lagunilla, Las Higuerillas, Puesto de las Higuerillas, Puesto o Sala de La Higuera. Esta hipótesis no ha presentado otro documento que los historiadores prefieren y ponderan, no ha encontrado aceptación entre la mayoría que conoce la geografía y la historia documental altamente relevante en la comunidad científica reconocida de la Gesta Güemesiana y al confundir aquellos lugares geográficos directamente quedó en: no aceptada.

El documento encontrado por M A Salom utilizó la normativa quechua por ello escribió sin “h” ... “... Conste por ser verdad, que Sebastián Silbera auxilió con una res gorda al señor general don Martín Güemes hallándose herido en el lugar de la Orqueta donde murió , y para que el interesado pueda cobrar su importe, le doy el presente en Salta, y mayo 29 de 1822.

Por el Capitán don Juan Hipólito Ribadaneira por no saber firmar.

Juan Manuel Quiroz...” Al dorso del mismo documento se anota el pago que el Estado hace del mismo y, nadie o ninguna autoridad de aquel entonces, podría haber pagado algo sí, no estaba absolutamente seguro de lo que se pagaba... por lo que es el documento único, fidedigno y no hay otro ni nadie de la comunidad científica reconocida hasta el presente, que haya mostrado uno igual ni superior... esto lo digo por los trabajos sin documento relevante, y que hasta el momento no se haya mostrado o traído uno solo como el que encontró el Prof. M. A. Salom.

El Documento del Prof. Salom, del que dieron fe todos los historiadores relevantes ya nombrados, debe seguir siendo respetado desde todos los aspectos históricos y legítimos en la investigación seria; por otra parte, es el único documento que atestigua el lugar de la muerte del Prócer... si se empieza a dudar de él, comenzará a caer un paradigma... que es el “Güemes Documentado”, todos los documentos serán puestos bajo la sospecha y en la duda, dado que si de ese documento, del cual todos los investigadores basaron sus estudios, es puesto en cuestión, qué le queda a los otros testimonios escritos y a la tradición oral... no se puede investigar y publicar por ocurrencias, hipótesis subjetivas o caprichosas. Es un deber prudencial en los trabajos históricos y de refutación, presentar otro documento de fuste que pueda desacreditar una argumentación de la comunidad especializada del IGM y de la Historia de la Gesta Güemesiana y, si no se cumple con ese requisito mínimo, por favor no se puede inventar ni tergiversar la historia.

El testimonio de los Nina es irrefutable; la voz del Padre Francisco de Paula Fernández es irrebatible. La obra de Luis Güemes Ramos Mejías, a segura que Güemes murió en Cañada de la Orqueta; ésta última es palabra quechua, así figura anotado en el G. D. Tomo 11 pág. 204. Los 50 años de Guardia Bajo Las Estrellas y de estudio lo confirman.

La Dra. en Letras, Doña Susana Martorell de Laconi, que entregó diploma de incorporación como Académico de Número, al Historiador Don Luis Arturo Torino, en el año 2004 en la Orqueta al Pie del Monolito... ha hecho notar al autor del presente, que La Virgen de Urqupiña es un caso similar en la toponimia quechua... significa Virgen del Cerro.

Desde el año 2004, el Padre Dr. Mateo Krupsky ofm. ocupa el Sitial Nº 27 “Capellán Francisco de Paula Fernández”... en dicho sitial, se afirma que en cuyos brazos fieles del Padre Fco. de Paula Fernández, entregó su alma al Creador el Gral. M. M. de Güemes, el sitial Nº 27 de La Senda Gloriosa de la Patria honra su lealtad... dicho sacerdote Fco. de Paula Fernández afirmó haber auxiliado al prócer desde La Lagunilla, vale decir que fue inmediato los servicios prestados por el capellán o sea en inmediaciones de la actual Lagunilla y tal vez... más cerca de lo que pensamos, dado que la Lagunilla llegaba hasta el pie del Cerro San Bernardo, distancia más o distancias menos, de hecho este testimonio del sacerdote y amigo de Güemes, descarta el itinerario de B. Frías.

El convencimiento de que el Gral. Güemes murió en La Quebrada de la Orqueta ya cumplió más de medio siglo... por la noche del 16 de junio de 2005, el Prof. José Fadel recibió una plaqueta recordatoria de La Senda Gloriosa de la Patria, en los 50 años de Guardia Bajo las Estrellas.

Otro caso más reciente que atestigua por convencimiento histórico , que la Orqueta es el Lugar exacto donde el prócer expiró su alma al Altísimo es el Acto de Izamiento de la Bandera Nacional Argentina, en la Quebrada de la Horqueta, con lo que se inicia la jornada de los Actos Centrales de Homenaje y de clausura, de todas las actividades que se realizaron en la Provincia y que consistieron en trabajos de estudio y conmemoraciones de más de dos meses de dedicadas tareas. También cada año desde 1984, una cabalgata de Homenaje, encabezada por el Gobernador de la Provincia, llega a la Quebrada de la Horqueta. Existe una foto del año 2006 en el Monolito, donde se puede apreciar a tres Infernales apostados, custodiando, en guardia de homenaje a La Gesta Güemesiana.

En el año 2005, los más reconocidos güemesianos de Salta, Jujuy, Tarija y los descendientes de Güemes estuvieron presentes en el lugar donde el prócer pasara a la eternidad. Algo similar a lo ocurrido en 1971 cuando se realizó las Jornadas de Estudios sobre Güemes al cumplirse el sesquicentenario del fallecimiento del Gral. Argentino Martín Güemes.

Medallón acuñado en 1971 por los 150 años de la muerte del Prócer Gral. Martín Miguel de Güemes, más de 70 historiadores de relevancia del país y el exterior, como congresales llegaron a Salta para tal homenaje.

Las figuras más apreciadas y que constituyen una institución estuvieron en la Horqueta... dicen... que uno se recibe de Salteño cuando allí concurre, y yo creo que es verdad. Allí estuvieron entre otros personas como : Don Salvador Marinaro del Fortín El Tuscal de Velarde y que fue incorporado como Socio Honorario, allí esta perenne la obra del artista Moltisanti desde 1934, luego de tal realización hemos perdido el rastro del escultor de la piedra y autor del Monolito, pareciera que recibido de Salteño se consagró como ciudadano del mundo. La Escritora Dora Nella Castro quien es Académica de Número, recitó el poema “EL ULTIMO GALOPE” de su hermano, Oscar Nella Castro. El Padre Manzano Castro Correspondiente en Sucre Bolivia, celebró una misa, estando presentes el Sr. Enrique Medina León y Misael Soria Linares, Miembros Correspondiente de Jujuy, la Sra. Hortensia Arroyo de Suárez, hermana del Historiador reconocido Don Paulino Arroyo, la Socia Honoraria, Sra. Carmen Arana Linares de Pereyra Rozas Vda. del Tataranieto del Prócer Don Carlos Pereyra Rozaz; el Historiador y Pte. de La Sociedad Regional de Salta, Jujuy, Tarija y Tupiza, Ing. José Paz Grazón; el Sr. Historiador Miguel Ángel Durán, quien es Presidente del Club de Pesca Salta, entidad de más de 60 años de existencia y trabajo, de deporte, estudio de la Geografía, la naturaleza y la Historia de Salta; el Sr. Rodolfo Aredes, famoso artista de proyección internacional; y hasta mi sobrino infante de 4 añitos, Lautaro José Farfán, junto a la tataranieta del Prócer, Doña María Rosaura Pereyra Rozaz de Solá, que estuvieron allí, como tantas y tantas generaciones imposible de enumerar.

Desde antes los pobres y los ricos con sus velas, los niños y los viejos con su emoción patriota estuvieron “ahí”, porque están convencidos, en el sentido de que los argumentos y documentos, por el peso relevante, de la Historia como Ciencia, con cuya dialógica razonable, los ha convencido y persuadido, tanto como la inmensa tradición de homenajes y, sabiendo, que allí, pasó a la eternidad el Prócer Argentino, no pueden dejar de expresar su respeto y exigir lo mismo, tan sólo lo mismo.

Pero, Güemes no ha muerto, está en el sentimiento vivo de los patriotas. El poeta Ariel Petrocelli, muy bellamente expresó: “ ¡¡¡ antes que puedan matarlo, la Eternidad les advierte, yo me quedo con los hombres, que nacieron para siempre!!”

Amigos: y por último, llegamos a la conclusión que el Itinerario trazado por el Dr. Atilio Cornejo, que indica cual fue el último galope del Prócer, hasta el lugar de su muerte, en La Cañada de la Orqueta; es el único que tiene su convalidación y sustento en la historia, la cartografía, la comunidad de las letras y la ciencia, y por lo cual, al momento de hoy 2007; hemos superado el disenso para llegar al Consenso , siempre más cerca de la verdad histórica.

Desde esta circunstancial nota o líneas es para mí primero un compromiso con lealtad a un juramento “... “… Juradme que moriréis todos, como yo muero, antes que capitular con los tiranos españoles…”* Frías. Bernardo.“Historia del General Martín Güemes y de la Provincia de Salta, o sea de la Independencia Argentina”. Tomo V, pág. 120. Ed. Depalma. Bs. As., 1973

Por otra parte es un alto honor, ser un lector de la Gloria del Gral. Martín Miguel de Güemes y sus magníficos Historiadores. Atte. MJF.

 

Agradecimientos: A mi vecino, amigo y admirado profesor José “Juanito” Fadel; mi afecto y gratitud de siempre. En su persona vaya a todo el Club Amigos de la Montaña y a La Guardia Bajo Las Estrellas mi reconocimiento.

A la Sra. Rosa Alancay – Primera Presidenta de La Senda Gloriosa de la Patria... mi par fundadora que como en aquel entonces 1995 a hoy 2007, siempre estuvo atenta, con su buen respaldo y confianza en lo que leemos y proyectamos.

Al Sr. Miguel Ángel Durán, nervio y vena de una porción de la Historia de Salta que nos asombra, y además fue quien se encargó del cuidado de esta edición; con él, a todo el Club de Pesca Salta, que apoyó con entusiasmo, este pequeño estudio, mi gratitud.

Al Ing. Guillermo Solá, por su apoyo intelectual y de gran amigo, además porque comparte una similar vocación, donde es verdaderamente un gran maestro, un bastión de la historia de la Gesta Güemesiana. Quién cuando estuvimos en la Guardia Bajo las Estrellas 2007, me hizo pensar, sin que se diera cuenta, en esta investigación de la que sabía él, que yo estudiaba, y que hoy ofrezco al lector.

A la Dra. Susana Martorell de Laconi, Miembro Correspondiente de la Academia Argentina de Letras por Salta. Ilustre investigadora que siempre con la humildad, que la caracteriza, nos ha brindado su apoyo y sabiduría desde el Sitial “Juan Carlos Dávalos” que ocupa en La Senda Gloriosa de la Patria. Nuestras pequeñas iniciativas han tenido su protagonismo notable y silencioso. Alguna vez dije de la Dra. Susana Martorell de Laconi, que es un grato honor para todos los Salteños, su persona, su conocimiento y generosa sabiduría.

Al Prof. Matías Jorge y con él, a la Biblioteca Popular Campo Caseros, que apoyó gentilmente esta publicación.

A los Poetas de Joaquina Movimiento Cultural, especialmente mi amigo, Lucio W Erazú, que además participan en el Acto de Izamiento de la Bandera Nacional, en la Cañada de la Horqueta, con su constante búsqueda de belleza, la palabra poética y declamada, se parangonan a la búsqueda de las verdades en la Historia... mi gratitud, por lo aprendido y fraternal abrazo.

Al Poeta Gustavo Rubens Agüero, al Ing. Carlos Eduardo Trucco y al Dr. Sergio Chiericotti. que alentaron con sus experiencias y opiniones válidas, esta edición.

Al Sr. Marcelo David Cruz, vecino y amigo, que nos une la vieja infancia y el recreo de nuestros trabajos y habitualidades, en su persona vaya mi abrazo sincero y extensivo al Sr. Marcelo Dardo Romano que nos llena de esperanza al saber de su interés, por Salta y el color de lo nuestro.

Al Poeta y escritor César Antonio Alurralde, que siempre me guía con sabiduría y sincera amistad, en su persona, vaya a los amigos “Los Esquineros de San Juan y Bs. As”, con quienes me presentó y a los que agradezco, me incorporaran al afecto y la amistad, son un tesoro de la historia viva de una Salta brillante de hoy y de la que pervive en sus mentes... con quienes me reúno los miércoles.

A la Mesa Redonda Panamericana Nº II, A la Sociedad Regional de Historia y Geografía de Salta, Jujuy, Tupiza y Tarija, al Instituto Belgraniano de Salta, a la Asociación Sanmartiniana de Salta, A la Biblioteca y al personal eficiente de la Legislatura “ Dr. Armando Caro”, A la Asociación Gaucha Jujeña Éxodo Jujeño, Al Instituto de estudios Históricos “Güemes” y el Norte Argentino.

A los Familiares del Prócer, especialmente a los tres tataranietos que viven en Salta, a Doña María Rosaura Pereyra Rozaz de Solá, a Doña María Teresa Güemes de Lanusse y a Don Martín Güemes Saravia, mi gratitud a los tres, por el honor de su acompañamiento.

Deseo expresar mi agradecimiento a la Prof. Elena Teresa José ( Lila José) y al Poeta César Antonio Alurralde, por sus sendos asesoramientos, en la corrección y mejoramiento de este texto.

También a todos los Integrantes de “La Senda Gloriosa de la Patria” que me alientan a continuar con el estudio de la Gesta Güemesiana; a todos en general, que me animan en las pericias de un simple lector de historia y, que me es imposible de enumerarlos individualmente. A todos por su apoyo, mi gratitud inmensa. MJF.

Fotos : Se destaca en las dos fotos a dos de los ocho, fundadores de la Guardia Bajo las Estrellas. La foto de la derecha presenta a Don Ramón Horacio Cortez con bastón en el día de la presentación del libro de Don José Fadel Guardia Bajo las Estrellas. La segunda foto muestra algunos de los integrantes de la entidad, que se reúnen en el club de Amigos de la Montaña 2005-

Las fotos que siguen muestran a mi querido sobrino Lautaro, al Ing. Guillermo Solá y al Sr José de Guardia de Ponté y a mi persona... También están dos fotos más que son el anverso y reverso del Documento que encontró M A Salom.

 

Volver