Haciendo un clic ingresa al Portal mas importante de la Provincia de Salta

Cultura

Historia

Turismo

Economía

Geografía

Antropología

Importancia de la Religiosidad del General Martín Miguel de Güemes

Por JORGE VIRGILIO NUÑEZ

l día 17 de junio de l975, el Prof. Luis Oscar Colmenares, Académico y Socio Fundador del Instituto Güemesiano de Salta , presenta en la Sala Capitular del Cabildo Histórico de Salta un trabajo de su autoría "Guemes Gobernante Católico"en ella menciona la relación de humanidad, sensibilidad y fé cristiana del Prócer a lo largo de su mandato, hasta su muerte.

Antes mencionaré, que el 9 de febrero de 1785, fue bautizado un niño en la Ciudad de Salta ,cuya partida de bautismo es del siguiente tenor:

"En esta Santa Iglesia Matriz de Salta el nueve de febrero de Mil Setecientos Ochenta y Cinco, yo el cura Rector más antiguo exorcicé, bauticé y puse óleo y crisma a Martín Miguel Juan de Mata, criatura nacida de dos días e hijo legítimo de Don Gabriel de Güemes Montero y doña María Magdalena de Goyechea y la Corte; y fueron sus padrinos de agua y óleo Don José González de Padro , Contador Ministro Principal de Real Hacienda y doña María Ignacia Cornejo; y para que conste lo firmé Dr.Gabriel Gomez Recio".

Al crearse ,en 1807 el Obispado de Salta del Tucumán, fue designado Obispo de la nueva Diócesis, Monseñor Nicolás Videla del Pino, quien era diocesano del Paraguay. El mismo llega a Salta a mediados de 1809,en aquel entonces la Sociedad Salteña se encontraba en una franca turbulencia y, a pesar que el Monseñor Videla había reconocido a la Junta de Mayo y había expedido una pastoral justificando su actitud, fue acusado ante Belgrano como contrario a la Sagrada causa de la Patria, el cual dispuso su inmediato traslado a Buenos Aires. A pesar de sus apelaciones y después de un largo peregrinar por ello ,en mayo de 1814, el Directorio comunica al Obispo que su causa estaba concluída, pero no se le permitíó, retornar a su Diócesis.

Güemes, quien había sido designado Gobernador electo por el Pueblo Salteño y reconocido por los Cabildos de la Intendencia y posteriormente Jujuy en el año 1815.

El joven mandatario tenía múltiples preocupaciones Político - Militar, pero no descuidaba las Espirituales. Al enterarse Güemes del retorno del Ilustrísimo Obispo Don Nicolás Videla del Pino, le remitió una carta fechada 14 de Agosto de 1815, donde le ofrecía los medios necesarios para su retorno y a la vez recibirlo con los honores de su investidura. Pero el Director Pueyrredón, ordenó que el prelado fuera trasladado de Córdoba a Buenos Aires.

El Gral. Güemes nada pudo hacer y Monseñor Videla del Pino moría el 17 de Marzo de 1819 en la Ciudad Porteña.

Otro de los antecedentes de sensibilidad hacia los hombres de Dios por parte del Gral.Güemes, lo vemos con respecto a la situación vivida con relación al Monseñor Benito María de Moxó y de Francolí .

Al morir Fray Antonio de San Alberto, Arzobispo de Charcas ,Monseñor Moxó fue designado para sucederle a partir del 1 de Enero de 1807, siete meses mas tarde, al enterarse del rechazo de los invasores ingleses, el Arzobispo se dirigió a Liniers, felicitándolo por la victoria y teniendo una serie de apreciaciones de elogio a los esforzados defensores de la libertad Nacional.

Tres años después el 12 de Octubre de 1810, Monseñor Moxó ,pronuncia una homilía en la que llama a la no distinción de criollos y europeos, afirmando que la misma es contraria a la leyes de la humanidad .

En 1813 fue acusado el Obispo Moxó de liberar a los vencidos en la batalla de Salta y de una serie de actitudes en contra de las Provincias Unidas del Río de la Plata .Cuando el Ejercito del Norte llegó a Potosí, en Mayo de 1815, originando el retroceso de Pezuela a Oruro y la toma de las Ciudades Charcas y Cochabamba, por las fuerzas de Arenales, una de las medidas que adoptó Rondeau fue ordenar el destierro de Monseñor Moxó de su arquidiócesis. Güemes enterado y sensibilizado por el largo viaje que este debería realizar por su destierro, sumado a esto las lluvias y calores propias de la época . El 27 de noviembre de 1815 El Gral Güemes dá asilo en su Provincia y rinde Honores al Arzobispo Moxó y Francoli, lo que le valió una represión por parte del Gobierno Central, no obstante el mismo mantuvo informado a sus superiores de su actitud.

Cuando Güemes recibe el oficio, Rondeau juntamente a su Ejército se aprestaba a invadir la Intendencia de Salta, disconforme con su Gobernador, teniéndose en cuenta que en ese momento tenía el cargo de Director Provisorio y/o comandante del Ejército del Norte. Tras el fracaso de la frustrada invasión de Rondeau, tuvo lugar el 22 de Marzo de 1816 el "Acuerdo de los Cerrillos", retirando Rondeau todos los cargos contra del Gral Guemes.

Veinte días después del mencionado acuerdo, el 11 de Abril de 1816, Monseñor Moxó fallecía en la Ciudad de Salta .

Otra de las manifestaciones Cristianas del Gobernador Güemes fueron su preocupación por la construcción, bendición y nombramiento del capellán de la Capilla de El Chamical .Como a fines de 1818 la Capilla ya estaba terminada, el Gral Güemes se dirigió al nuevo Provisor José Gabriel Figueroa , pidiéndole que dispusiera la bendición de la misma y designara Capellán al Presbítero Francisco Fernandez (obrero y Capellán del tercer escuadrón del ejercito de Güemes).

El Gral Güemes cursa dicho pedido y a pesar de estar ausente de la Ciudad el Provisor Figueroa, desde Tucumán suscribe la Resolución fechada 27 de noviembre de 1818 que faculta al maestro Don Francisco Fernandez prebístero , para que pueda bendecir la Iglesia de El Chamical.

Al ser designado Capellán de la Iglesia de El Chamical el padre Fernandez siguió en permanente comunicación con Güemes, cuando el caudillo fue herido de muerte, él lo asistió como consejero espiritual en su larga agonía y también fue el padre Fernandez quién se preocupó porque el cuerpo del Prócer fuera trasladado a la Iglesia de El Chamical , donde fue enterrado el 18 de Junio de l921.

El Gral Güemes según la tradición familiar menciona, que el mismo era acompañado en forma permanente por su escapulario del Justo Juez.

Entre las innumerables tradiciones referente a la vida del Gral Güemes, está aquella conservada en la familia que nos habla de la Patena del General.

Es ésta, una medalla rectangular de unos 10 x 14 cm., represente en relieve y vívidos colores esmaltados a nuestro Señor Jesucristo en el ECCE HOMO.

Cuéntase que esta reliquia siempre era llevada por el General, colgada al cuello, cuando salía en campaña. Se le había pronosticado que le sería fatal el día que no la tuviera.

Y aquel aciago 7 de junio de 1821, en que fuera herido de muerte, a causa del apuro que tuvo por venir a la Ciudad ante el supuesto llamado urgente de su hermana Macacha, olvidó colgar junto a su corazón la imagen dolorida de Cristo compañero.

Según la tradición, la falta de esta medalla fue la causa de que la bala aleve lo alcanzara. Esto último lo dice Paulino Arroyo (Boletín del Inst. Güemesiano Nª 4).

Con lo expuesto dejamos probadas acciones del Gral Martín Miguel de Güemes como Católico Bautizado, Gobernador sensible y humanitario, Cristiano ferviente que profesó la Religión hasta su muerte.

Disertación realizada en la Fiesta Patronal de La Viña 13-6-05