Volver Mapa del Sitio
Carlos Jesús Maita

ació en Rosario de la Frontera el 15 de octubre de 1966. Hijo de Demetrio Maita, nacido en Angastaco, Dpto. de San Carlos, Salta, y de Nélida Tránsito Iturre, nacida en Leocadio Paz, Tucumán.

Tiene un importante y voluminoso antecedente por la cantidad de premios literarios recibidos. Su vasta producción acredita una constante y severa tarea dentro de la creación poética, narrativa e histórica. Por creciente talento y propio merecimiento, es considerado uno de los creadores jóvenes más logrados de los últimos años. Sus ensayos sobre la Literatura del Noroeste Argentino y el soneto clásico y otros trabajos sobre esta misma disciplina, dan cuenta, a las claras, de la importancia de su obra. La Comisión Bicameral de Autores Salteños le editó “Poética sin licencias ni vacaciones pagas” (1993) y “Fuego de los tiempos” (1997).

Es docente, poeta, escritor. Se halla a cargo del Archivo Histórico Municipal de R. de la Frontera. Fue jefe de Prensa de la Muicipalidad y de Recuperación del Patrimonio Cultural. Enseñó Lengua y Literatura en la Escuela de Comercio Nº 5009 y fue maestro de primaria en otras escuelas.

PUBLICÓ LOS LIBROS "Coplas de la comparsa" (Salta, 1992); "Poética sin licencias ni vacaciones pagas" (poemas, Salta, 1993); "Apuntes sobre la Literatura del Noroeste Argentino" (ensayo, Salta, 1996); "Fuego de los Tiempos" (cuentos, Salta, 1997); "100 coplas populares de Rosario de la Frontera" (recopilación, R. de la Frontera, 2001); "Los buscadores de islas" (cuentos, 2005); "La experiencia del soneto" (ensayo, 2005); "Los pañuelos de las madres" (poemas, 2006); "Café de oficina" (poemas, Zaragoza, 2006); "Historia de la Municipalidad de Rosario del a Frontera" (Salta, 2007) y "Fábulas para esculpir en un corazón de piedra" (cuentos, 2010). TAMBIÉN PUBLICÓ numerosas plaquetas y fue incluido en antologías argentinas y extranjeras.

Carlos Jesús Maita y el Dr. Mario “Pacho” O’Donell en la Feria Internacional del Libro en Buenos Aires, mayo de 2008. (Foto de César Chávez, UPCN, Salta).

FUNDÓ el Grupo Cultural TAKKU, distinguido con el SOL Rosarino en 1999, y una revista sobre turismo, historia y cultura ("La Frontera") de Rosario de la Frontera, declarada de interés municipal. Condujo programas de radio y TV en Rosario de la Frontera.

OBTUVO VARIOS PREMIOS. Por ejemplo: Premio Fundación Fortabat (Bs. As, 1987); Premio Internac. Ed. Mairena (San Juan de Puerto Rico, 1987); 1º Premio Provincial de Literatura en 5 oportunidades: 1990 (poetas inéditos, Direc. Gral. de Cultura, Salta), 1991 (cuentos, Direc. Gral. de Cultura), 2004 (ensayo, Ministerio de Educ., Salta), 2004 (literatura infanto-juvenil "Oscar Montenegro", Minist. de Educ., Salta), 2010 (literatura infanto-juvenil "O. Montenegro", Minist. de Turismo y Cutura, Salta); 1º Premio Municip. de Literatura (R. de la Frontera, 1999); 1º Premio Municip. de Literatura Clara Saravia Linares de Arias (Salta, 1999); Premio a la mejor copla de carnaval 1999. Municipalidad de la Ciudad de Salta; 1º Premio Concurso Internacional Asociación El Bustar (Madrid, España, 2002); 1º Premio Concurso Nacional para la Creación de la Canción a la Bandera de Salta (Gob. de la Pcia. de Salta, 2005) - EN 2011, EL GOBIERNO DE SALTA TODAVÍA ADEUDA PARTE DEL PREMIO (No hace realidad la esperanza); 1º Gran Premio Palau a la Investigación Histórica, empresa Plumada (2007); Distinción en el Concurso Nacional de Relato Histórico (UPCN, Bs. As., 2008); 1º Premio "Senador Armando J. Caro", Fundación Cosmosalta (Salta, 2010), con un ensayo histórico sobre Lola Mora en Rosario de la Frontera.

ADEMÁS escribió el Himno a Rosario de la Frontera (1985), declarada canción oficial que identifica a Rosario de la Frontera. POR SU TRAYECTORIA CULTURAL OBTUVO Premio Comunal "Sol Rosarino" en 1986, 1987, 1990, 1995 y 1999.  En 2005 fue reconocido por UPCN por el mismo motivo. En 2006 recibió salutación del Senado de la Nación Argentina. En 2010 fue distinguido por el Concejo Deliberante de Rosario de la Frontera por su labor cultural.

 

 

CUALQUIER LUGAR ES BUENO

Cualquier lugar es bueno para escribir poesía:

el baño, el tren la orilla de los ríos,

adentro de la panza de los caballos sudados.

Hasta sobre la mesa del estafador uno escribe

y se quedan los poemas

                                      doliendo

como un fuego que consume el acero y la madera.

Mi padre escribe su elegía de albañil con ladrillos de carne

Y su casa se vuelve corazón y su corazón se vuelve casa

y todos los pobres de mi pueblo escriben en el cielo

y un peso como de tigres golpeados

les llena el pecho y la garganta.

             Una tarde me fui con mis primos

déle escribir por callejones,

ahora estoy volviendo solo por el tiempo

y leo entre borrones lo que habíamos escrito.

 

¡Cuántos dejan pasar las nubes y las aves

y nunca descifran el mensaje de sus alas…!

Algunos dicen que llorar no es de hombres,

                        lo que pasa es que aún

no aprendieron a leer el amor en una lágrima.

 

 BARRILETE

Todos los días elevaba mi barrilete al cielo

y arriba temblaba junto al sol

como mi corazón suelto en el viento,

sólo lo sujetaba un fino hilo de agua.

Cada vez subía más arriba, más arriba,

pero nunca me conformó su altura,

así que una tarde yapé al hilo

una a una las barbas de mi padre

y el barrilete traspasó las nubes,

se hundía en el infinito como una blanda puñalada.

Luego le aumenté (uno a uno) los sedosos cabellos de mi madre,

después los huesos de mi perro muerto

y más tarde los huesos y la piel

de toda mi familia.

Y mi barrilete subió tanto

que ya nadie lo podía ver desde la tierra

(cuando la gente me veía en el baldío

me preguntaba qué hacía con un hilo hacia arriba

y yo le decía que estaba sosteniendo

mi viejo barrilete).

Pasaron los años y un día vino un viejo

y me dijo

que yo estaba sosteniendo la historia de mi sangre.

 

 

PARÁGRAFOS

Es más largo el camino

cuando uno va solo.

 

Es más larga la pena

si no es pan compartido.

 

Es más frío el invierno

si abrazamos cenizas.

 

Es amargo el recuerdo

si el presente no es dulce.

 

Es marchita la rosa

si el alma es marchita.

 

Es un pozo el día claro

si hay noche en la sangre.

 

Es más grande el vacío

cuando pesa la ausencia.

 

 

POEMA DE DIOS

Quise hacer un agujero en el cielo de un solo puñetazo

y mi puño golpeó sobre la tierra como un combo,

rompió su carne oscura hasta llegar al mineral,

a los ojos que lloran las vertientes,

hasta el barro que tiembla en el corazón del hombre.

 

(Se dice que mi vida es toda la muerte, el aire, el silencio,

un remolino pariendo los ecos de la sangre,

enloqueciendo volcanes y caballos,

ciudades que acudiendo al fuego se cambian

la piel blanca de oveja por una de león).

 

Yo me quise embriagar con los hombres y me embriagué con los hombres,

dormí con las mujeres de selvas mojadas en el pelo.

Yo pregunté de puerta en puerta

por una puerta que pudiera develarme mi origen.

Fui un colibrí, un ángel,

la flor viva del bejuco trepada a la agonía de un árbol en otoño.

 

He creado casi todo perfecto, hasta la imperfección,

hasta la vasta nada que pendula de mi barba… Sin embargo,

no puedo eliminar la eternidad que me aprisiona.  

 

 

(Del libro ESCRITURA DE LOS CALLEJONES)

 

Mail de Carlos Josús Maita: carjemaita@yahoo.com.ar
Todos los derechos reservados portaldesalta 2010/2016